lunes, 26 de junio de 2017

PAISAJES INTERIORES (III)
«Metamorfosis»
Por Ninoschka Prado Ouviña
     
I
arenas movedizas
sobre las que bailo descalza
el sol, su luz, me deslumbra
y no me percato de mi desnudez alabastra
qué melodía tan extraña
la del reloj que atrasa
la del viento hostigado
la tierra me arrastra, me lleva
de puntillas a algún lugar prohibido
pero no me importa, no me afecta
mi ritmo, mi baile, es perfecto
porque no hay público que resista
este infrahumano calor y la arena ardiente
lugares prohibidos
propios de una sirena moderna
cuya dualidad, humana y animal,
me permiten adaptarme hasta al horror
pero eso no es lo peor
porque carezco del terror necesario
para sentir miedo
y por eso vivo y muero
para poder danzar aun mejor
el puente de mi pie
extravagantemente arqueado
no hay calzado que me moleste
pero sigo prefiriendo ir descalzada
porque esta criatura que aquí siente
respira únicamente por los pies
pescado en el mar diabólico
humana entre la muchedumbre humana
tan anónima ella
y pájaro alado cuando el momento es de mi agrado
arrástrame, arena, arrástrame
de duna en duna llévame
al límite del horizonte
para poder dejarme caer
el silencio sabio me conserva entre algodones
el oído derecho lo tengo roto
y me protege del canallesco y absurdo ruido
el izquierdo me proporciona la armonía
que me permite ser, entre todas, una singular danzarina
[...]
  
Acceso a lectura completa:  http://www.gibralfaro.uma.es/antologias/pag_2018.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario