jueves, 1 de junio de 2017

CRÍTICA LITERARIA (I)
«La Princesa de las Mentiras»
Por Francisco Martínez Hoyos

A MARIO VARGAS LLOSA LE fascinan los impostores. Como el gran artista que es, sabe diferenciar entre el aspecto ético de un asunto y su vertiente estética. Entre sus personajes, sin duda, el más dotado para elevar el engaño a la categoría de arte es la protagonista de Travesuras de la niña mala (Alfaguara, 2006), que parece no vivir sino para atrapar al resto de la humanidad en sus redes de seducción. Y sacar buen partido de ello, faltaría más. Como si representara el arquetipo ideal en el que se inspiró Nietzsche para una de sus aceradas reflexiones sobre la naturaleza humana: «En la medida en que el individuo pretenda subsistir frente a otros individuos, en un estado natural de las cosas, generalmente utiliza su intelecto sólo para el disimulo».
[...]
   
Acceso a lectura completa: http://www.gibralfaro.uma.es/criticalit/pag_2011.htm



No hay comentarios :

Publicar un comentario