sábado, 19 de noviembre de 2016

«Junto al lago»
Por Aurora López Gutiérrez
  
ERA UN BUEN día para volver a vivir. Uno de esos días de febrero en los que la primavera quiere comenzar su reinado, como siempre anticipado, en estas tierras del sur.
Estoy sentada junto a nuestro lago, como hago cada día desde que inexplicablemente te fuiste hace ya un mes y ocho días exactamente. Pero hoy... hoy es diferente. Hoy ya no he ido al banco de piedra donde nos sentábamos cogidos siempre de la mano, donde uníamos nuestros labios, sintiéndonos uno solo, formando parte de este lago... Hoy, he decidido contemplarlo desde lejos, en la distancia que me permite otra piedra, al otro extremo de la orilla, distinto punto de vista para un corazón que también ha cambiado.
¡Qué buen día para sacar al fin toda la pena que llevo dentro...! He decidido hundirla junto con tu recuerdo aquí mismo, en el fondo del lago, que, por cierto, está precioso, incluso sin ti. El agua azul turquesa brilla reflejando la luz de un día maravilloso, la brisa de poniente me acaricia suavemente, enredando mis cabellos y, de vez en cuando, deja al sol, tibio, cálido, adentrarse en mi piel.
[...]
  



No hay comentarios:

Publicar un comentario