domingo, 27 de noviembre de 2016

PAISAJES INTERIORES (III)
«Luna»
Por Isabel María Valencia Navarro
     
LUNA 
En un rincón del silencio,
somnolienta por la espera,
sentí su tenue reflejo
iluminando mi esencia.
Adormecí los sentidos
despertando la conciencia,
y entre cosechas de luna...
cuartos crecientes de siembra.
  
*     *     *
  
ALMA
Deja que me pose en ti
y descanse en tu mirada,
deja que mi luz desborde
cada esquina de tu alma,
que mi paz sea tu sendero,
tu consuelo, mis palabras,
que recuerde conocerte
de otra vida malgastada.
Deja que me pose en ti
con reflejo de añoranza.
  
*     *     *
  
INOCENCIA
Escondida en el ayer,
se refugió en un abrazo
y la sentí estremecer
en el calor de tus manos,
dulce como suave brisa,
blanca como fino paño,
savia ingenua y cristalina
oculta en coraza de años,
inocencia desprendida
por el amor sin pecado.
  
[...]
  

Acceso a la lectura completa: www.gibralfaro.uma.es/antologias/pag_1986.htm

jueves, 24 de noviembre de 2016

GIBRALFARO. La Revista
PAISAJES INTERIORES (II)
«Teoría y Práctica del Funambulismo»
Por Ferran Fernández

1
BALANCE
de aquel amor indestructible
ya solo quedan estos versos inmortales
que ahora doy al fuego

*    *     *    

BAJOS FONDOS (PARÍS)
me introduje
en los bajos fondos
para buscarte
amor
y casi me arrolla
el metro

*    *     *

INSEGURIDAD CIUDADANA
a veces
me asalta la idea
de que te vas

y me quedo toda la noche
con los brazos en alto
  
(De “Lógica Sentimental”, El Bardo, Barcelona, 1997.)


*    *     *

2
PRINCIPIO Y FIN
Al principio
no hay necesidad
de crear el principio

al final
tampoco se ve la necesidad
de inventar el final
el final simplemente se impone
pero sí es necesario
establecer un principio

un principio
que nos confirme
que hemos vivido
el intervalo

*    *     *

VIDA DE LOS POETAS
como todos los poetas
cuando empecé a escribir
lo hacía para que me leyeran muchos
y no me entendiera nadie

ahora escribo para unos pocos
y de forma que todos me entiendan

mañana
como todos los poetas
me quejaré amargamente
de que nadie me ha leído
o de que nadie me ha entendido
y de que —además— el mundo ha seguido su curso como si tal cosa.
  
(De “Sufrir en Público”, El Bardo, Barcelona, 2007.)




sábado, 19 de noviembre de 2016

«Seis Poemas dee Amor (I)»
Por Hilario Esteban Pérez


AMÁNDOTE
  
A alguien muy especial.
Escrito con toda mi alma
para esa persona que robo mi corazón.
   
A ti
como se escapa el aire entre las manos
así tu amor se esfuma
en mi alma
y deja la huella de un llanto amargo
que carcome mi alma
alma que ya no existe
alma que se ha marchado contigo.
  
Huye la alegría de mis labios
y la canción silenciosa
de la soledad ritmea
al compas de mis tristes ojos.
  
Allí, sobre el lecho solitario de mi cama
hablan mis lagrimas escritas
contando
contando cada hora
y me pregunto
¿qué es el amor?
es una daga oculta en el pétalo de una flor.
  
Debí cortar la rosa
cuando aún era un brote
debí arrancar de raíz el rosal
pero caí doblegado a tus pies
como un jardinero inepto.
  
Y esta nostalgia acre
que ahoga como una espina envenenada
en la aorta de mi ser.
  
Fuiste la estrella que brillaba en mi cielo
eres el sol que se esconde al final de mi vida.
  
En mis noches solitarias
me vuelvo un débil recuerdo, tendido en el pensamiento
un suspiro enfermo de tu amor
un lirio húmedo, de sereno
y me abrazo fuerte
  
me abrazo fuerte al recuerdo tibio de tu ser
que me da vida
que me hace vivir
callado en la oscuridad
me olvido de quien soy
y emprendo un viaje sobre tu cuerpo ausente
porque cuando aún eras mía
lloraba tu cuerpo un calor
  
un calor enamorado
amalgamado por las mismas moléculas
y eran tus besos un gemido de amor
una caricia
  
una caricia sonora que se desprendía,
desde tu regazo tibio
y gritaba tu cuerpo una pasión silenciosa
desesperante
por comernos el manjar de nuestro ser
y caías
  
caías como una espiga débil por el viento
muerta de pasión
y yo
  
yo besaba el ultimo poro de tu piel
rendido a tus pies conquistado
como una espada sin temple
bañado del rocío, de tu manantial
hoy
  
hoy como mañana te amaré
déjame
  
déjame amarte en silencio y proscribir tu nombre
y rendirte el culto de mi alma
enamorada.
  
...   ...   ...   ...   ...

Acceso a lectura completa: www.gibralfaro.uma.es/antologias/pag_1984.htm  


  
«Junto al lago»
Por Aurora López Gutiérrez
  
ERA UN BUEN día para volver a vivir. Uno de esos días de febrero en los que la primavera quiere comenzar su reinado, como siempre anticipado, en estas tierras del sur.
Estoy sentada junto a nuestro lago, como hago cada día desde que inexplicablemente te fuiste hace ya un mes y ocho días exactamente. Pero hoy... hoy es diferente. Hoy ya no he ido al banco de piedra donde nos sentábamos cogidos siempre de la mano, donde uníamos nuestros labios, sintiéndonos uno solo, formando parte de este lago... Hoy, he decidido contemplarlo desde lejos, en la distancia que me permite otra piedra, al otro extremo de la orilla, distinto punto de vista para un corazón que también ha cambiado.
¡Qué buen día para sacar al fin toda la pena que llevo dentro...! He decidido hundirla junto con tu recuerdo aquí mismo, en el fondo del lago, que, por cierto, está precioso, incluso sin ti. El agua azul turquesa brilla reflejando la luz de un día maravilloso, la brisa de poniente me acaricia suavemente, enredando mis cabellos y, de vez en cuando, deja al sol, tibio, cálido, adentrarse en mi piel.
[...]
  



jueves, 17 de noviembre de 2016

«IRENE»
Por Juan de Dios Villanueva Roa

RECIÉN CUMPLIDOS LOS DIECIOCHO
Acabo de cumplir dieciocho años. Desde que tenía doce mi abuela me está dando la lata con los dieciocho. Mi padre me dijo hace tiempo que hasta que cumpliese los dieciocho tendría que hacer lo que él quisiera, que eso era lo que había. Ahora ya los tengo. Y sin embargo parece que no ha sucedido nada. Pretenden que todo siga igual, aquí, aguantando sus cosas, sus caprichos, sus horarios de salida y de entrada. Resulta absurdo que para unas cosas sea considerada una mujer y para otras continúe siendo una niña. Llevo tanto tiempo esperando que llegue este momento que ya no estoy dispuesta a aguantar ni un solo instante más, ni un solo día más. Y no es solo cosa de horarios. Que si me pongo esto, que si lo otro, que si corto, que si provocativo. Y después están las cosas de mis relaciones con los demás, que con quién hablo, que con quién entro, con quién voy. Yo ya tengo mi chico, mi pareja, y tampoco tiene por qué venir a recibir su visto bueno. Parece que estamos en el año de Maricastaña, y esto no es para toda la vida, esto es para ahora mismo.
[...]

Acceso a la lectura completa: www.gibralfaro.uma.es/narbreve/pag_1989.htm




miércoles, 16 de noviembre de 2016

«“El pozo”y otros relatos»
Por Andrea Felipe Morales

EL POZO
Una mañana de invierno, una gota de lluvia cayó tímidamente sobre el brocal de un pozo. Se posó en él con tanta dulzura que casi no pudo sentirla, apenas fue capaz de distinguirla de otras gotas de lluvia que habían caído sobre él tantos otros inviernos. No percibió que la gota buscaba un lugar donde quedarse, un recoveco apacible para cobijarse de las nubes que la habían precipitado. El pozo no lo supo entonces, pero no tardaría en darse cuenta. Llegó temblando la primavera, nacieron las primeras flores, perfumadas y engalanadas con mariposas de mil matices. Cuando se secaron la tierra que rodeaba al pozo y las ramas de los árboles que le daban sombra, la gota de lluvia permaneció inmóvil, paciente, en el perfecto hueco de piedra que le proporcionaba refugio. El pozo comenzó a sentir su presencia, su frescura le daba alegría, le tranquilizaba sentirla a su lado, notar su esencia, saberse necesitado por ella. Su transparencia le parecía tan hermosa que no podía dejar de observarla, callado. Su espíritu le inquietaba y le daba sosiego al mismo tiempo. Cuando llegó el caluroso verano, el pozo temió perderla. Le rogó al sol que no la tocase. Le pidió a los árboles que le dieran sombra y al viento que jamás se la arrebatase. Lo suplicó con tanta fuerza que su canto de amor y tristeza conmovió a la gota de lluvia. La gota, sin dudarlo un instante, saltó al interior del pozo, renunciando a la luz, al aire, a la vida, por temor a desampararle.
[...]




viernes, 11 de noviembre de 2016

«Miles al Atardecer»
            
"Mieles al atardecer" es un poemario autobiográfico de temática amorosa y que cuenta la historia, tras muchos años de espera y de ausencia, del actual reencuentro del autor, ya en la madurez del cuarentón, con quien fue su primer y más importante amor: su amor de juventud. El autor toma como simbología y metáfora poéticas aspectos de la leyenda épica y mitológica del mito de Ulises y Penélope (personajes con quienes se identifican plenamente el autor y su amada) para explicar escenas de dicho reencuentro como: la espera, la tardanza, el regreso, el reenamoramiento, el redescubrimiento de la pasión, el compartido ritual vespertino de disfrutar las mieles del amor en los atardeceres brindando y degustando la bebida favorita de ambos ('peppermint' o licor de menta) entre besos con los labios color fresa y frambuesa.
              
© “Noticias GIBRALFARO” es una publicación de «Suplementos GIBRALFARO.uma.es», revista digital que edita el Departamento de Didáctica de las Lenguas, las Artes y el Deporte de la Universidad de Málaga y que colaboran en su redacción los alumnos y amigos nuestros.



miércoles, 9 de noviembre de 2016

«Ciclo de Conferencias sobre Latinoamérica que organiza el CAC de Málaga»
   
Os informamos de que el Aula María Zambrano de Estudios Transatlánticos UMA-ATECH participa en el Ciclo de Conferencias sobre Latinoamérica que organiza el CAC de Málaga. El 24 de noviembre a las 17.30 horas en las instalaciones del museo tendrá lugar una presentación a cargo de Juan Antonio García Galindo, director del Aula María Zambrano, quien mostrará el funcionamiento del proyecto y las labores que desarrolla. Seguidamente se presentará la revista TSN, una publicación semestral editada por el Aula y el Grupo de Investigación E-Com.
El día 15 el Seminario de Identidad Cultural Latinoamericana (SICLA), al cual pertenece el Aula, impartirá dos conferencias sobre pensamiento latinoamericano. Y el 29 de noviembre será el turno del Museo de Arte Precolombino Felipe Orlando de Benalmádena.
   

© “Noticias GIBRALFARO” es una publicación de «Suplementos GIBRALFARO.uma.es», revista digital que edita el Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Málaga y que colaboran en su redacción los alumnos y amigos nuestros.


  

«Primer Intercambio Cultural y Lingüísticosen el Contenedor Cultural de la UMA»

© “Noticias GIBRALFARO” es una publicación de «Suplementos GIBRALFARO.uma.es», revista digital que edita el Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Málaga y que colaboran en su redacción los alumnos y amigos nuestros.





«La vitalidad del Siglo de Oro en tres partes»
© “Noticias GIBRALFARO” es una publicación de «Suplementos GIBRALFARO.uma.es», revista digital que edita el Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Málaga y que colaboran en su redacción los alumnos y amigos nuestros.




lunes, 7 de noviembre de 2016

«Los límites de la sociedad de la información. ¿Realidad aumentada o ideología tecnológica”, por César Rendueles»
  

© “Noticias GIBRALFARO” es una publicación de «Suplementos GIBRALFARO.uma.es», revista digital que edita el Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Málaga y que colaboran en su redacción los alumnos y amigos nuestros.

jueves, 3 de noviembre de 2016

«Casacas Azules»
Por Ángel Jurado Oliveros*
  
«CASACAS AZULES» ES una serie humorística de tebeos creada en 1968 para la revista «Spirou» por el guionista Raoul Cauvin, uno de los autores más prolíficos de la historieta franco-belga, para lo cual contó con la ayuda inestimable del dibujante Louis Salvérius, y en ella se narran las peripecias que acontecen a dos millitares del ejército de la Unión durante la época de la Guerra de Secesión estadounidense (1861-1865). Más allá de lo cómico de las situaciones y personajes, esta serie expone los horrores de la guerra.
  
La obra fue creada, en un principio, en forma de historietas cortas, y pasó rápidamente a formato de 44 páginas. En 1972 murió el dibujante Louis Salvérius, y le sustituyó Willy Lambil, también dibujante. Salvérius era un dibujante mucho más esquemático, que dibujaba los personajes achaparrados y con la nariz gruesa frente al más detallista y cuidadoso Lambil, capaz de dotar de mayor dinamismo y expresividad a los personajes. En octubre de 2012, con 56 álbumes, este cómic llegó a ser uno de los más populares de la editorial franco-belga. «Casacas Azules» hace alusión al nombre dado por los indios a las tropas del cuerpo de Caballería de Estados Unidos, encargadas por el gobierno de mantener el orden en el Salvaje Oeste.
  
Las aventuras de la serie comienzan en Fort Bow; más tarde, pasan a escenarios del Este y de la Guerra Civil. En el cómic aparecen personajes como el sargento Chesterfield, del 22 Regimiento de Caballería, un soldado tan valiente como bobalicón, que, antes de alistarse, era carnicero y se iba a casar con la hija de su jefe, el pragmático y astuto cabo Blutch, del mismo regimiento, el cual desempeñó todo tipo de trabajos antes de alistarse: buscador de oro, estibador, peluquero, limpiabotas… Este personaje siempre está dispuesto a solucionar los berenjenales en los que se mete junto a su superior. Ambos personajes llevarán a cabo todo tipo de misiones durante la contienda civil.
   
Además de estos dos, desfilan también por las viñetas de la colección otros personakes, como el capitán Ambrosio Stark, el general Alexander, Amélie Appeltown (el gran amor Chesterfield); el padre de esta, el coronel Appeltown; el capitán de Estado Mayor, Stephen Stillman, y otros muchos más.
  
_________
*ÁNGEL JURADO OLIVEROS (Málaga,  1992) estudia 2.º curso de Grado en Maestro de Educación Primaria en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga



martes, 1 de noviembre de 2016


«“Súper-Antonio”. (Todo un ejemplo de integración en su colegio y en la vida»
Por Álvaro Durán Martín*
   
LOS ESPAÑOLES, COMO todas las personas, necesitamos historias que nos alegren el día, y la de Antonio, sin duda alguna, es una de ellas. Con apenas 5 años, Antonio, ya es el líder de su clase y a pesar de ir en “un carrito especial” como definen sus compañeros, el pequeño se siente uno más en su colegio, "Camposoto", situado en San Fernando, provincia de Cádiz.
   
Antonio sufre parálisis cerebral desde que nació, un padecimiento que principalmente se caracteriza por la inhabilidad de poder controlar completamente las funciones del sistema motor. Pero, me alegra contarles que no es precisamente esto por lo que el pequeño destaca en clase. Todo lo contrario.
   
“Es muy inteligente, sabe leer, es cariñoso, es mi amigo” así es como sus compañeros lo definen en un video que empezó como felicitación navideña, y poco después, gracias a las redes sociales, se convirtió en uno de los más vistos dándonos una gran lección. La lección de un niño que da todo por los demás sin esperar nada a cambio, alguien que constantemente regala sonrisas a quien está a su lado y, sobre todo, una persona que tiene mucho que enseñar no solo a sus compañeros, sino a todo aquel que se cruce en su camino.
  
Y a la vista está. Muchos días, la hora de entrada al colegio para "Súper Antonio" se retrasa debido a la rehabilitación. En esos días difíciles para el pequeño, una de sus profesoras, emocionada, recuerda: "Cuando él llega a clase más tarde por la rehabilitación, todos los niños se levantan y se ponen a gritar: ¡Antonio, Antonio...!". Podemos decir que lo único que le diferencia de los demás niños es que tiene una silla y un pupitre especiales, pero Antonio tiene muy claro que no se cambiaría de cole... Y más claro aún lo tienen sus amigos: "Si Antonio se va, yo me voy".
  
Lo que no se imaginan estos niños, es que no hace mucho tiempo los pequeños con parálisis cerebral no iban a clase, se quedaban en casa “ocultos”. Y que equivocados estábamos. Los niños como Antonio necesitan hacer cosas normales con niños normales. Necesitan sentirse integrados, queridos, respetados y valorados. Los niños como Antonio tienen tanto que enseñarnos que sería un completo error no dejarles que lo hagan.
  
Todos se emocionan al hablar de él. Recuerda su profesora una anécdota que sucedió en clase hace unos años. Un compañero de Antonio no estaba pasando un buen momento en casa, y de vez en cuando se le escapaba alguna lágrima, lloraba en los recreos y Antonio estaba preocupado, así que un día le preguntó a su madre que era lo que le pasaba a su amigo. Su madre se lo explicó y, en seguida, Antonio supo que tenía que escribirle una carta para recordarle lo mucho que él lo quería. “Gracias por ser mi amigo” le dijo.
  
Así es Antonio, un niño con parálisis cerebral que cada día se propone recordar a los demás que lo único importante es estar feliz y alegre. Un ejemplo de valentía, superación e inclusión. Alguien que demuestra cómo todos pueden aprender juntos, y un auténtico superhéroe tanto para sus compañeros como para los más mayores.

__________

*ÁLVARO DURÁN MARTÍN (Motril, Granada, 1996) es estudiante de 2.º de Grado en Maestro de Enseñanza Primaria en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga. © «GIBRALFARO.uma.es», revista digital que edita el Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Málaga y que colaboran en su redacción los alumnos y amigos nuestros.