viernes, 6 de mayo de 2016



PENTAGRAMAS… ¡POP!
«Réquiem por Manolo Tena, un mito de los años  80»
Por Alejandro Arroyo González*
  
José Manuel de Tena Tena, mito del “pop-rock” español, más conocido como en el mundo de la música actual como Manolo Tena, nació el 21 de diciembre de 1951 en Benquerencia de la Serena, provincia de Badajoz. Empezó los estudios de Filología, pero pronto abandonó su compromiso con la lengua y las letras y decide aprender inglés con un diccionario y el 'Sargent Peppers', de los “Beatles”.
  
Lo suyo no era el estudio. Su atracción desde joven por el rock and roll le llevó a luchar por ser un músico reconocido en este género, hasta el punto de que, para conseguirlo, llega a trabajar en diversos oficios, tales como camarero, dibujante, vendedor, etc. Cuando tuvo algún dinero ahorrado, lo primero que hizo fue comprarse una guitarra, y luego, todo lo que podía lo invertía en discos y en libros. Fue una persona autodidacta: comenzó a hacer sonar su guitarra con la idea de ser un músico que componía sus propias canciones. Y lo logró, y bien que lo logró: sus temas se han caracterizado por derrochar carisma y criticar a la sociedad... y todos rezuman rebeldía y transgresión.

Manolo Tena siempre ha sido reconocido por su desparpajo y su voz rota, y su irrupción en el mundo del “pop” coincidió con los años esplendidos de la “Movida Madrileñas”, que convirtió a la capital de España en una ciudad despierta, dinámica y creativa. En un comienzo, forma parte de grupos como “Cucharada” y “Alarma!!!”. Pero luego, concretamente en 1988, inicia su carrera como solista con el disco de rock urbano ‘Tan raro’, y también le escribe letras a Miguel Ríos, Ana Belén, Luz Casal, Los Secretos o Siniestro Total. Su mayor éxito le vino en 1992, cuando logra elevar a la cumbre de las ventas su disco ‘Sangre Española’ con más de un millón de copias.

Por esta época, Tena vive entre Miami y Madrid, tiene problemas con Hacienda y publica discos como ‘Las mentiras del viento’ (1995), ‘Grandes éxitos y rarezas’ (1998), ‘Insólito’ (2000), ‘Básicamente’ (2003) o ‘Canciones nuevas’ (2008). Algunos temas de sus años en solitario son 'Quiero bailar rock & roll', 'Frío', 'Preparado para el rock & roll' y, sobre todo, 'Tocar madera' y ‘Sangre española’. Para entonces, Manolo Tena ya era adicto a las drogas y decidió desaparecer un buen tiempo, durante el cual nadie supo nada de él.

Tras un penoso camino de fuerza de voluntad y firmes propósitos, Manolo Tena consigue dejar atrás las drogas y esto lo demostró publicando un nuevo álbum musical en el que tuvo muy en cuenta a esas personas que le ayudaron a salir de ese calvario que iba arrastrando. Llegó a afirmar que no durmió en la calle porque su familia no le dejó pero que estuvo a punto de mendigar porque no tenía qué comer.

En sus últimos años de vida perteneció a la SGAE, a la que ya había pertenecido anteriormente y, en noviembre de 2015, Televisión Española le dedicó un programa. En 2016 se estrenó en La Sexta un programa de televisión llamado “A mi manera”, en el que, junto a algunos reconocidos músicos españoles de los años 80, como Mikel Erentxu, Antonio Carmona o Nacho García Vega, comparten aquellos recuerdos de este periodo musical español.
  
Recientemente, en septiembre del pasado año, Manolo Tena fue homenajeado en Marbella (Málaga) en la ceremonia de entrega de los Premios Latinos, durante la cual le fue concedido el premio al “Mejor Compositor” con motivo del lanzamiento de su último disco.

Pero el tiempo que pasó en manos de las drogas iba a pasarle factura. Manolo tena falleció el pasado 4 de abril de 2016 en Madrid a causa de un cáncer de hígado, secuela sin duda de su pasada drogadicción. No había cumplido todavía los 65 años de edad.

  
__________
*ALEJANDRO ARROYO GONZÁLEZ (Málaga, 1994) estudia 2.º de Grado en Maestro de Enseñanza Primaria en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga. Estudia 4º de Grado Superior de Música en la especialidad de Saxofón en el Conservatorio Superior de Música de Málaga. Málaga, 8 de mayo de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario