viernes, 12 de febrero de 2016

PAISAJES INTERIORES (II)
«Antología poética (I)»
Por Jeniffer Moore


PAN DE SILENCIOS

Amasa, amasa el panadero al alba,
se ha levantado antes que natura,
prepara enseres, desparrama harina
en medio de la ronda, urge
hilo de agua, manantial cayendo,
grumo a grumo en la mezcla
del amor con el día.

Oye voces de niños que desde el vientre piden
un pajarillo blanco.

Tiznada la nariz y el alto del sombrero
alisa suavemente la ilusión prematura,
el horno está encendido con su barro de aromas,
sus dedos redondean vaivén y regocijo.
¡Ay, del pan de silencios y amor entre las manos!

Cruje el día en la boca y en el aire, el perfume
del molino y la espiga.


DESPUÉS DE CADA LLUVIA, EL BESO

Después de cada lluvia, el beso
cielo nublado en la garganta,
candela de algún rayo que se ofusca
porque esperar enciende
y se crispan las manos, la sangre
se anuda en la sien, golpea
buscando en otra boca la propia boca
sube y esconde suspiro inagotable.

Después de cada lluvia el beso,
tan apretado el beso, demorado, duro
hijo de la insistencia y el presagio,
un remolino turbio desbordando el cauce
absorto en otra lluvia naciéndole en la boca.

[...]

Ilustración: “Tempus fugit”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario