martes, 10 de noviembre de 2015

PENTAGRAMAS…¡COPLA!
Caminata musical con Pastora Soler
Por Rubén Leiva Aldana*
  
CORIA DEL RÍO, municipio de la provincia sevillana, vivió una monumental explosión de talento artístico el 28 de septiembre de 1978, cuando una chica con un torrente de voz bárbaro implantó sus cimientos entre las tierras de este lindo emplazamiento.
        Pilar Sánchez Luque, más conocida como Pastora Soler, inició su andadura en la música con tan solo cinco años de edad, cuando iba de tablao en tablao por certámenes y fiestas patronales celebrados en su municipio y pueblos aledaños. El valor que tuvo para dar este paso sólo podía estar motivado por el arte que corría en sus venas, por la inocencia que caracterizaba a una chiquilla de esta índole y por la ayuda de Adelita Domínguez, que fue su profesora de canto y baile.

         Apareció en el mercado musical mostrando el estilo de canto que más rondaba por su entorno, las sevillanas. Sacó adelante un disco, en aquella época de vinilo, con un repertorio de cinco sevillanas dedicadas al papel que ejerce una madre. Pastora llevaba las tradiciones de su tierra por bandera y fueron sus giros flamencos los que le permitieron interpretar varias saetas a imágenes emblemáticas de Sevilla y sacar a luz su primer disco de copla, interpretando importantes versiones de Rocío Jurado, Conchita Piquer y Juana Reina.
         Las ganas de aprender y seguir evolucionando de la artista le permitieron abrirse camino a un sonido más comercial, dando a conocer, en 1996, su primer disco pop, que no tuvo gran éxito. Esto no le hizo perder su ilusión, y, en 1999, con nuevo trabajo a la venta, se da a conocer como joven promesa del pop flamenco español con canciones como “Dámelo ya”, su primer gran éxito a nivel nacional.
         Tras lanzar al mercado discos como “Corazón Congelado” (2001) y “Deseo” (2002), comparte escenario con artistas de la talla de Raphael, Rocío Jurado y Antonio Carmona. Vino después, en 2007, “Toda mi Verdad”; en 2009, “Bendita Locura”; en 2010, “15 años” y, en 2011, “Una mujer como yo”, donde incluye canciones compuestas por ella misma.
         Con la llegada del 2012, Pastora participa en el Festival de Eurovisión con una canción de Tony Sánchez Olson, titulada “Quédate conmigo”, que la dejó en un meritorio décimo lugar y en cuya puesta en escena se puso de manifiesto una Pastora Soler con un gran poderío y madurez sobre el escenario.
         Sin embargo, después de su éxito internacional y la grabación de su álbum “Conóceme”, el miedo escénico se apoderó de su persona y, a principios de 2014, fue obligada hacer una parada en su camino. Tuvo que tomar esta decisión debido a los desmayos que se apropiaron de ella en varios conciertos cada vez con más frecuencia. Es en 2015, después de participar en un concurso televisivo como “coach” de los talentos, cuando concede una entrevista en la que da a conocer sus ganas de volver a los escenarios y sentirse realizada con lo que más deseaba, la canción, la música.



_____________
*RUBÉN LEIVA ALDANA (Málaga, 1996) estudia 2.º de Grado en Maestro de Enseñanza Primaria en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga.

No hay comentarios :

Publicar un comentario